Atenció telefònica de 9:30 a 18h. Fora de l'horari utilitzin el formulari de contacte

Se repite la misma discusión una y otra vez

¿Te suena la expresión «como un disco rayado»? Pues, si tu relación se atasca en la repetición, este disco está rayado y necesita arreglarse.

Hay muchas maneras de decir que tenéis este problema en la pareja: hemos llegado a un estancamiento, a un punto muerto, pero, en realidad, es el momento para invitar a un tercero objetivo a su desacuerdo: el terapeuta o psicólogo de pareja. Ya  sabes que si tú y tu pareja no cambiáis nada, es casi seguro que tendrán la misma pelea una y otra vez, hasta el infinito o hasta la rotura definitiva. Por ello necesitáis una mirada imparcial sobre el argumento viejo y cansado. Con la ayuda del psicólogo puede comenzar a ver las cosas desde una perspectiva diferente. Lo único que se necesita es un poco de ayuda y de voluntad.

Este es un buen momento para ingresar a la terapia de pareja y explicarle a su terapeuta que están bloqueados en su obstáculo. Gracias al apoyo del psicólogo podrá identificar como sobrepasar este obstáculo o las fuentes ocultas del problema que le impiden avanzar.

Estás tentado / a por un tercero / a

Si has notado que empiezas a tener interés romántico fuera de tu relación, es un buen momento para consultar un terapeuta. También si notas que tu pareja tiene interés en terceros.

El interés romántico o el engaño no son las únicas maneras de tener a terceros en la pareja. También la obsesión con otras parejas, la comparación excesiva con otras parejas o personas son maneras de simplemente desviar la atención de sus propios problemas.

Esta es una señal de necesitar terapia de pareja (o individual) para determinar las causas de este comportamiento y ahorrarse los problemas, ansiedad y angustia que pueden provocar.

Podrá ventilar sus dudas en un ambiente seguro y diseccionar las razones subyacentes de los pensamientos y sentimientos. La terapia de pareja será aquí la opción más eficiente, así como la más justa tanto para ti como para tu pareja.

Uno o ambos han pasado por cambios importantes

Muchos de nosotros necesitamos apoyo adicional cuando nos adaptamos al cambio: pasar de las citas al compromiso, del sexo casual a la monogamia, de ser pareja a ser padres.

Otros cambios de la vida también suelen afectar la pareja: el traslado a otro país, cambiar de trabajo, las compras mayores (por ejemplo: casa, coche), un cambio de carrera. Cuanto más se altera el status quo, más difícil es adaptarse al cambio y es en esos entornos vulnerables donde todos los terapeutas y psicólogos, especialmente los terapeutas de pareja, se vuelven invaluables.

Encontrar un patrón constante en un momento incierto puede ser el salvavidas que los lleve, a usted y a su pareja, a aguas más tranquilas.

Hablar con alguien sobre los desafíos, el cambio en su dinámica y obtener información sobre cómo su pareja ha manejado (o luchado) con el cambio le dará una idea más clara de cómo llevar su relación de nuevo al buen camino.

Estás evitando el sexo

Evitar el sexo en una relación es siempre la señal de que algo va mal. Uno puede interpretar el papel de marido, esposa, pero no es fácil interpretar el mismo papel cuando se trata de la intimidad. Si empiezas a sentir, o notar en tu pareja, la evitación activa del sexo, es momento de acudir a un profesional. Es la señal de que existe una aversión física o emocional a la pareja, que impide querer intimar. Si sientes que te alejas de las ofertas de intimidad de tu pareja, duermes en otra habitación o encuentras escusas para no tener sexo una y otra vez: es hora de programar una sesión.

En la terapia de pareja o individual podrá identificar y comprender sus barreras para el sexo a través de la honestidad sin filtros y una evaluación reflexiva de sus sentimientos.

No eres tu mismo (misma) en tu relación

Este tipo de problema es complejo, ya que puede venir de dentro de ti, pero también puede venir de la manipulación de tu pareja o simplemente de las circunstancias de la vida.

Si sospechas que tu pareja te está cambiando puedes buscar algunas señales como:

  •  si notas que escapas de tu relación para buscar el apoyo de amigos cercanos
  • te tragas tus palabras a menudo en presencia de tu pareja
  • tu círculo íntimo te reclama que eres diferente o que has cambiado

Nuestras relaciones pueden a veces magnificar y resaltar nuestras peores características, alimentando un ambiente tóxico en el que ambos sufren. Si tienes la sospecha de que no eres tú misma con tu pareja, pero no te sientes preparada para saltar a terapia de pareja inmediatamente, siempre puedes pedirle a una persona cercana que confirme tu hipótesis. Si se confirman tus temores, debe seguir adelante y hablar con un psicólogo o terapeuta de parejas, tanto solos como juntos.

Revisas el teléfono de tu pareja

Si estás revisando el teléfono de tu pareja, el vínculo de confianza está ya destrozado. No solo estás mostrando que sospechas d él / ella, sino que también anticipas que te mentirá si le preguntas al respeto. Sin un cambio radical y un inmenso esfuerzo, usted y su pareja no pueden avanzar en una relación sana.

Llegados a este punto estás ya en la última oportunidad de solicitar el apoyo de un psicólogo y acudir a la terapia de pareja. Trabajando metódicamente con su pasado, sus sospechas y sus inseguridades, tendrá la oportunidad de generar confianza una vez más.

Te sientes sola / solo

Sentirse solo ya es difícil, pero sentirse solo en compañía de otra persona, especialmente cuando esa persona es tu pareja es pura tortura. La soledad puede ser un efecto de anticipar estar solo, o un símbolo de un problema sistémico.

¿Cómo puedes saber si te sientes solo / sola en tu relación?

  • sientes que no te escuchan
  • te falta el apoyo
  • no sueles ser afectuosa / afectuoso
  • no te comunicas bien o con frecuencia
  • te sientes desanimado / desanimada por el futuro

Si puede identificar uno o más de estos patrones, es posible que te sientas sola en su relación.

Con la ayuda de un terapeuta de parejas, puede encontrar un espacio seguro para llevar estos sentimientos de soledad a la atención de su pareja, para ser escuchada, respetada y validada.

No quieres las mismas cosas

Tanto usted como su pareja son personas, y las personas cambian. Las cosas en las que estuvieron de acuerdo anteriormente en su relación ya pueden no ser las mismas para ti que para tu pareja en el presente. Las cosas que pensó que no importan quizás parecen importantes ahora. Es por eso que discutir valores y objetivos no es algo que solo se puede establecer al principio de la relación: es una conversación continua, abierta al cambio. A medida que usted y su pareja crecen como personas se necesitan ajustar, actualizar y reforzar los vínculos y las maneras de entender estos valores y objetivos.

Los problemas más comunes que se encuentran en esta “evolución divergente» son:

  • el desacuerdo sobre el deseo de tener hijos,
  • desacuerdo sobre cómo criar a los hijos
  • el no tener puntos de vista religiosos similares
  • desacuerdos sobre el estilo de vida.

Cualquiera de estos desacuerdos son la señal de que tú y tu pareja pueden haberse distanciado el uno del otro. Mientras han estado evolucionando convirtiéndose en personas que tienen cada vez menos en común.

Obtener la perspectiva de un terapeuta es especialmente útil aquí, porque no es implicado directamente y puede mirar el panorama general, brindándole a usted y a su pareja una visión honesta y clara sobre su potencial futuro juntos que les resulte mutuamente beneficioso.

Has tenido una aventura o tu pareja tuvo una aventura

La infidelidad es algo bastante frecuente y una de las causas más frecuentes de necesitar terapia de pareja. Si ha tenido una aventura o ha descubierto que su pareja tiene o ha tenido una, la mejor solución es la terapia. Es decir, si todavía quieres estar en tu relación.

Si tú eres el / la que tiene la aventura y es porque ya no quieres estar en la relación, es una forma terrible e injusta de romper con alguien, pero te das cuenta de que se acabó.

Por otra parte, si quieres luchar por tu relación, es difícil hacerlo desde cualquier lado de la infidelidad, porque las infidelidades provocan reacciones tan dramáticas y emocionales que a usted, ya su pareja, les resultará difícil, si no imposible, comunicarse de manera efectiva sin un mediador. Tener un psicólogo para ayudarles a navegar por las primeras conversaciones le permitirá dar y obtener información, procesar los hechos y analizar sus reacciones. Sin intervención, es casi inevitable caer en círculos viciosos de celos, sospechas y acusaciones.

Quieres a tu pareja y te preocupa vuestro futuro

Por desgracia, acudir a la terapia de pareja es visto como un acto de desesperación, cuando la relación está en las últimas. Queremos recordarle que no lo es. En su expresión más básica, la terapia de pareja es acudir a la ayuda profesional para mejorar el futuro de la relación. No significa que hay que esperar a tocar un bache o comprobar los límites de la relación, puedes aprovechar las habilidades y conocimientos que la terapia de pareja te ofrecen en cualquier momento. 

Muchas parejas aconsejan a otros que entren en terapia mientras aún están felices, no esperar como ellos a que las cosas se desintegraran para invertir en lo que aman. Todos los puntos anteriores se pueden mejorar e incluso evitar cuando la pareja está preparada para ello. 

La terapia de pareja es una herramienta de la que todos se benefician, y las únicas parejas que no deben entrar en terapia son las que no se sienten comprometidas entre sí. Para todos los demás: la terapia de pareja casi sin duda mejorará su relación, haciendo que desee seguir comprometido / a.

Terápia de pareja en Tarragona SN Psicología

Si buscan un centro donde acudir a terapia de pareja en Tarragona, contacte con los psicólogos, sexólogos y terapeutas de SN Psicología.